NaaS

¿Tu proveedor te da claridad de cómo contribuyen tus proyectos de TI a la organización?

06/09/2021
Compartir
Julio Lorenzo
Networking BU Manager y Nuevos Negocios

Contratar a un proveedor de Tecnologías de la Información (TI) es motivo de emoción, buen ánimo, nuevos proyectos y muchas cosas más. Sin embargo, todas estas emociones positivas nos pueden llevar a pasar por alto algunos detalles sobre la implementación y el funcionamiento de las novedades de tu organización.


Algunas veces, cuando no se conoce bien qué es lo que se necesita o cuando el proveedor no cuenta con las opciones suficientes, contratar un servicio implica contratar otros más para que las necesidades de la empresa encuentren solución.


Por ello, sin importar si lo que requieres es una solución en equipo de cómputo o en redes como servicio, hay algunos puntos clave a los que puedes prestar atención para conocer a fondo cómo es que esta inversión contribuye favorablemente en tu organización.


¿Qué incluye y qué no?

Antes de comenzar, hay que tener presente que el proveedor, en teoría, debería informarte sobre cómo es que las TI que quiere implementar en tu organización, pueden contribuir a tu empresa. Y no nos referimos únicamente a los equipos de cómputo.


Además, se debe contar con claridad incluso a nivel contractual, pues hay quienes utilizan un contrato para dividir diferentes servicios pequeños. Esto último puede ser una cuestión de alerta pues en alguno de todos esos contratos podrías terminar pagando algo que no pediste y que jamás te explicaron.


Cabe señalar que existen algunos elementos que no deberías buscar o preguntar por ellos, como las garantías, el mantenimiento o cuestiones de seguridad. Es decir, deberían de estar en el servicio.


Reducir el Costo Total de Propiedad (TCO).


Este término, aunque poco famoso, es de gran ayuda para saber qué nos conviene más al querer contratar un producto o servicio. Se trata solamente de la suma del costo inicial y de los costos que tendrá dicho servicio o producto mientras se mantenga en funcionamiento.


La mejor forma de entenderlo es si pensamos en un producto que rinda de formas distintas. Por ejemplo, si vamos a comprar un par de tenis, evidentemente nos fijamos en el costo inicial. Supongamos que un par, con un costo de 2 mil pesos, compite contra otro que cuesta solamente 500.


¿Qué hacemos? Podemos inclinarnos por el precio más bajo, pero lo mejor es considerar la duración del producto. Digamos que los de 2 mil pesos nos van a durar unos cuatro años, con los cuidados necesarios, mientras que los de 500, aún con cuidados, sólo durarán 6 meses.


Algo así es lo que ocurre con la tecnología, pues no siempre el costo inicial de un servicio es el indicado para hablarnos del costo total de adquirir ese bien o servicio.


De CAPEX a OPEX.

El primero de estos términos se refiere a los “gastos de capital” (CAPEX). En términos simples, significa todo aquello que la empresa adquirió para que formara parte de sus activos.


No obstante, salvo las empresas a las que les conviene, debido a su giro, adquirir equipo en TI, el resto encontraría en la contratación de servicios una mejor solución. Por ejemplo, una compañía de telecomunicaciones podría encontrar ventajas en poseer sus activos.


Entonces, pasar a OPEX, que significa “gasto operativo”, puede ayudar a que el costo se mantenga fijo periódicamente y que otros gastos se concentren en el mismo rubro.


¿Culpas?


Llegados hasta aquí, ya es posible apreciar cómo es que hay mucho que las TI pueden hacer para mejorar las condiciones de una organización y que, incluso, se dan antes de comenzar la implementación.


Todas las necesidades, un mismo sitio.


Como decíamos más arriba, existen proveedores que simplemente ofrecen un abanico de contratos para cubrir ciertas necesidades. No obstante, en Compucentro sabemos lo complejo que se puede hacer la administración de un servicio con múltiples contratos.


Por ello, ofrecemos todos los servicios en un mismo contrato, con lo que garantizamos que también se cumplan las necesidades de las empresas al 100% y sin mayor complicación.


Equipo de cómputo, redes como servicio y escalabilidad


La tecnología de punta que ofrecemos en Compucentro permite que las empresas se alejen de la obsolescencia y, al mismo tiempo, mejoren sus niveles de productividad. Sin embargo, existe otro factor a tomar en cuenta en este asunto.


¿Te has puesto a pensar qué sucedería si tu empresa crece?

Es decir, tus servicios y/o equipo contratado será insuficiente. ¿Qué deberías hacer? Contratar a Compucentro, pues sus servicios contemplan la escabilidad.


¿Qué significa esto? Es la capacidad que tiene un negocio para poder crecer exponencialmente. Es decir, si repentinamente necesitas más potencia en la red, no se requerirá más que avisar para que sea posible. Esta característica potencia el desarrollo natural de cualquier empresa.


Acude a nosotros, nuestros expertos te ayudarán, ya sea que necesites soluciones en equipo de cómputo, como laptops o workstations, en redes como servicio, firewall, antivirus, access points, tecnología Aruba, switches, etcétera, tenemos los que buscas.

Compartir

Recibe asesoría de un especialista

*Proporcionar email con dominio corporativo (No Gmail, Hotmail, Live, etc).

Mantente al día con nuestro newsletter