NaaS

¿TI es el presunto culpable de todo problema de la organización?

07/09/2021
Compartir
Julio Lorenzo
Networking BU Manager y Nuevos Negocios

Una organización, especialmente cuando es de gran tamaño, puede llegar a tener ciertas fricciones que dificultan su operación interna. Se trata de un conflicto que es más común de lo que creemos y que muchas veces se trata de cubrir para que no se note.


Sin embargo, cuando las fricciones escalan hasta cierto punto, los problemas se aprecian incluso al grado de que los clientes se percatan de que algo no marcha bien dentro de una empresa.


Desafortunadamente, muchas veces el área de Tecnologías de la Información (TI) es señalada como la culpable de que las cosas no marchen bien, ¿pero esto es una verdad absoluta?


Una parte de un todo


Aunque parezca obvio, hay que entender que una empresa se compone de muchísimos componentes internos, externos, físicos y de factor humano. Entonces, partiendo de esa idea, debemos considerar que para que todo opere correctamente, se trata de un camino de dos sentidos.


Es decir, la complejidad que conlleva una organización es elevada, construida por muchos elementos, como las redes, el firewall, el antivirus, los access points, los equipos de cómputo, etcétera. Se trata de un todo con muchos factores que influyen en el juego.


Factores externos e internos


Por ejemplo, una de las fricciones más comunes y visibles es la de Recursos Humanos con TI. Usualmente, la causa de los problemas entre estas dos áreas es olvidada por ambas partes, ya que ninguna de las dos tiene la culpa de nada, y se trata del reclutamiento.


Es decir, actualmente existe una gran demanda por posiciones de TI en las empresas, vacantes que pueden tener gran importancia estratégica en un negocio.


Por ello, el área de TI puede presionar a la de Recursos Humanos para llenar esas posiciones. Sin embargo, desde el otro lado, más allá de la publicación de un puesto vacante, se busca la integración a la compañía del talento ideal.


Dicho de otro modo, ambos se encuentran con la presión del contexto actual, por lo tanto la fricción tiene una causa externa que no se originó dentro de la empresa.


Ahora, otra problemática es, por ejemplo, cuando los equipos de cómputo fallan o las redes son inestables, se trata de situaciones que incluso pueden generar momentos de crisis dentro de las organizaciones.


No obstante, más allá de exigir a las áreas de TI que se encarguen de dar la solución, ¿en realidad somos conscientes de las dificultades que se enfrenta el personal al tratar de solucionar este tipo de incidencias? ¿Conocemos si tienen lo necesario, en conocimientos y/o equipo para atender estos temas?


Hay que recordar que las organizaciones, por lo general, no tienen un enfoque orientado al 100% en soluciones tecnológicas, lo que puede propiciar problemáticas tecnológicas en sí mismas.


Ahora, esto no significa que sea algo malo, sino que quizá hace falta el apoyo específico de perfiles adecuados, especializados y experimentados. Contacta con los mejores.


Además, a todo esto hay que sumar que la obsolescencia en equipo de TI, puede acechar a cualquier compañía antes de que ésta tenga un plan para la renovación de este tipo de activos.


Nuevos modelos


Aunado a todo lo anterior, también debemos tener presente que así como la tecnología cambia, las empresas y los modelos de trabajo también lo hacen. El mejor ejemplo de esto llegó de la mano de la pandemia por Covid-19, que potenció el uso de un modelo remoto para trabajar.


Con ello, la seguridad, las redes e incluso los equipos de trabajo, se vieron envueltos en un nuevo paradigma. Mientras tanto, los trabajadores comenzaron a solicitar accesos desde redes hogareñas inseguras o dispositivos diferentes a los que se utilizaban en la oficina.


Por ello, lo que ya era complejo se volvió parte de una labor aún más complicada. No obstante, hay un punto luminoso en todo este asunto.


Fricción


Quizá el término suene escandaloso y, al estar presente en una organización, puede causar muchos malestares. Sin embargo, la fricción puede verse como un botón que nos ayuda a iluminar las áreas de oportunidad. Aunque eso sí, hay que investigar sin la intención de juzgar, sino de analizar y dar solución.


Es decir, el que exista fricción implica que tu plantilla está comprometida con la causa de tu empresa, pues le interesa que sus objetivos se realicen. La cuestión ahora es cómo hacer que ese compromiso se pueda reflejar al 100% en la productividad.


¿Has pensado en que quizá sea buena idea acudir a ojos expertos en los rubros donde hay fricción? ¿No crees que un especialista en TI, por ejemplo, podría ver desde su perspectiva las soluciones adecuadas que necesita tu organización?


Algunas veces, todo puede tener un mejor rumbo con acciones simples, como el planteamiento de objetivos medibles, el monitoreo de los procesos que causan fricción entre áreas o con soluciones innovadoras.


Sin embargo, muchas veces lo que se requiere es el ojo experto y las herramientas correctas, y todo esto lo puedes encontrar en los profesionales que Compucentro pone a disposición de sus clientes.

Compartir

Recibe asesoría de un especialista

*Proporcionar email con dominio corporativo (No Gmail, Hotmail, Live, etc).

Mantente al día con nuestro newsletter