Cómputo

¿Tu presupuesto limita la renovación de equipos?

07/09/2021
Compartir
Bernardo Mendoza
Gerente de Cómputo personal y DaaS

Solicitar presupuesto para el área de TI es una de las tareas más difíciles a las que se enfrenta un CIO o un gerente de TI de una empresa. La negativa de la administración representa un serio problema que puede ser sorteado creando un plan presupuestal que convenza a los altos directivos. Sin embargo, los aumentos de presupuestos no son comunes.

La falta de presupuesto se convierte en un problema serio cuando está destinado a implementar medidas cruciales para sostener la organización y dar continuidad al negocio. Este es el caso de la renovación de equipos de TI. El bajo o nulo presupuesto puede impedir que los equipos de cómputo y otros dispositivos obsoletos sean reemplazados por otros de mejores características.

Esta tarea es necesaria y debe realizarse de forma periódica. Evitar o retrasar la renovación de equipos de cómputo trae consecuencias considerables para una empresa, por ejemplo:

Obsolescencia tecnológica

La transformación digital es un proceso en activo que lleva a las empresas a implementar tecnologías de la información en todos y cada uno de sus procesos. Para llevarla a cabo, requieren de infraestructura y dispositivos actualizados que soporten el tráfico de información.

La creciente demanda de soporte para el manejo y almacenamiento de información hacen que las computadoras, tablets, laptops, desktops y workstations se vuelvan obsoletos en relativamente poco tiempo. Con el mantenimiento adecuado y modificaciones menores, los equipos de cómputo tienen una vigencia de entre 3 y 5 años antes de ser cambiados forzosamente.

De lo contrario, una organización corre el riesgo de quedarse sin el soporte suficiente para realizar sus operaciones diarias. Comienza con la mejor tecnología.

Disminuye la productividad

Los equipos se vuelven obsoletos porque ya no tienen la capacidad de dar soporte a las operaciones diarias de una empresa. Un equipo obsoleto, ralentiza todas las tareas que tiene destinadas, por lo que los usuarios hacen menos cosas en más tiempo.

Este problema puede escalar hasta hacer incompatibles los equipos con las nuevas aplicaciones, por lo que los equipos de todas las áreas son incapaces de mantener la competitividad respecto a otras empresas.

Riesgos de seguridad

Seguramente el problema más preocupante de la falta de renovación, es que los equipos obsoletos tienen vulnerabilidades que ponen en peligro la información y los activos de una empresa. Los equipos de cómputo que han perdido vigencia, son más difíciles de proteger activamente por el plan de protección, lo que deja expuesta a la organización a potenciales ataques cibernéticos.

Gasto de energía

Una de las premisas de la transformación digital es la optimización de recursos. Las nuevas tecnologías realizan una mayor cantidad de tareas con un gasto menor de energía. Por lo que, una organización que no realiza una renovación de sus equipos no puede optimizar su consumo de energía.

Mayor trabajo de mantenimiento

El desgaste natural que el trabajo ocasiona en los equipos, vuelve necesario que reciban cada vez más mantenimiento. Desde la sustitución de componentes averiados, hasta las constantes actualizaciones de software. En conjunto, las tareas de mantenimiento pueden sobrecargar al personal de TI y distraerlos de tareas más importantes para la organización.

En suma, todos estos problemas generan un gasto continuo de recursos y personal para la empresa. La inversión en TI se vuelve menos rentable y el presupuesto debe ser mayor para garantizar la continuidad del negocio.

¿Por qué tengo problemas de presupuesto?

A pesar de que la transformación digital es una realidad y cubre aceleradamente todas las áreas de las empresas, algunos directivos no tienen conciencia plena de la necesidad de realizar mayores inversiones en el área de TI.

Esta incomprensión limita a los gerentes de TI para actuar y cubrir las necesidades tecnológicas de una organización. Sin embargo, no solo se trata de un grupo de directivos que no consideran importante la inversión en tecnología.

La renovación de equipos tecnológicos implica un considerable gasto de capital que puede poner en riesgo las finanzas de toda la empresa. Al contar con un presupuesto mensual destinado para garantizar la continuidad del negocio, una inversión considerable es difícil de solventar y puede llevar a la falta de liquidez cuando no se planea.

Por donde se lo vea, la nula renovación de equipos por falta de presupuesto, representa un gasto mayor y perjudica a todas las áreas de una organización. Por este motivo, los gerentes de TI deben implementar soluciones que permitan optimizar las partidas presupuestales asignadas para esta tarea en específico.

Esta traba presupuestal se afianza cuando tu proveedor de TI no otorga crédito ni opciones para renovar los equipos sin realizar un considerable gasto de capital.

Compucentro es un aliado tecnológico que brinda asesoría en la elaboración de planes de adquisición de equipos de cómputo que se ajustan a tu presupuesto. Además, tiene diferentes opciones de financiamiento para amortiguar el gasto de capital.

Compartir

Recibe asesoría de un especialista

*Proporcionar email con dominio corporativo (No Gmail, Hotmail, Live, etc).

Mantente al día con nuestro newsletter