Cómputo

¿Cómo reconocer las mejores garantías en el mercado?

20/04/2021
Compartir
Bernardo Mendoza
Gerente de Cómputo personal y DaaS

Cuando contratas un servicio de arrendamiento o adquieres equipo de cómputo para tu negocio, estableces una relación contractual con tu proveedor. Esta no termina con el pago y entrega de los equipos, sino que se prolonga por más tiempo.

En el caso de la renta de equipos, existe un contrato por tiempo determinado que vincula a ambas partes bajo condiciones acordadas.

Por otra parte, a la hora adquirir activos de TI, este vínculo se extiende de una manera distinta. Podría pensarse que el vínculo termina con la entrega del equipo; sin embargo, esto no beneficia ni al proveedor ni al cliente.

El primero, busca establecer una relación duradera que le permita asegurar ventas; mientras que el segundo, necesita una garantía de que el equipo comprado funciona correctamente y que obtendrá un mínimo de retorno de la inversión que realizó.

Para cumplir con esta tarea, el proveedor de tecnología debe extender una garantía a su cliente para asegurar que, efectivamente, provee el bien solicitado, así como un buen servicio.

Si tu proveedor no te extiende una garantía del producto, tu negocio quedará expuesto a sufrir pérdidas económicas derivadas de los retrasos en las operaciones causados por descomposturas en los equipos; además del gasto que implica realizar las reparaciones.

Las garantías de un producto deben establecerse por escrito y tienes que conocerlas antes de hacer efectiva la compra de equipos electrónicos. Esto te da derecho a reclamar durante un tiempo determinado en caso de existir algún defecto en el producto comprado o deficiencias en un servicio.

Aspectos a considerar de una garantía

Para reconocer cuales son las mejores garantías en adquisición y arrendamiento de equipos de tecnología, debes poner especial atención en estos aspectos:

Vigencia

Todos los dispositivos electrónicos cuentan con un tiempo estimado de vida útil. Luego de este periodo, los componentes de los equipos comienzan a deteriorarse y su correcto funcionamiento queda limitado.

Conocer esta información permite que la planeación financiera de una empresa optimice la inversión en equipos de tecnología y determine el tiempo requerido para volver a realizar una compra o bien, ajustar el presupuesto para solventar un servicio de arrendamiento.

Si planeas adquirir equipos de TI, es fundamental que conozcas el tiempo de vida útil de los dispositivos y las garantías que te ofrece tu proveedor en este rubro.

La vigencia te garantiza el tiempo durante el que no tendrás que desembolsar más dinero para la adquisición o compostura de equipos.

Cobertura contra accidentes

La cobertura de la garantía es importante ya que te permite conocer si tu proveedor ofrece asistencia en caso de que tu equipo sufra daños físicos ocasionados por acciones humanas, fenómenos naturales o fallos en los sistemas de energía.

Los accidentes en el área de trabajo están a la orden del día. Es común que los empleados de una empresa dañen los dispositivos a causa de descuidos o errores, lo que provoca averías o la pérdida total de un equipo.

Por otra parte, los incendios, sobrecargas de electricidad o fenómenos meteorológicos pueden dañar severamente gran parte de los equipos y sistemas de una empresa. Estos sucesos son menos comunes, pero pueden causar estragos críticos que deriven en grandes pérdidas económicas.

Reparación y sustitución de desperfectos

La manufactura de equipos tecnológicos no está exenta de cometer errores en la producción. Incluso, los costos por sustitución y reparación de dispositivos dañados se incluyen en los presupuestos de los fabricantes.

Por esta razón, una garantía debe incluir la reparación o sustitución de equipos defectuosos.

Soporte y mantenimiento

La vida útil de los equipos de TI se puede extender con medidas de mantenimiento. Estas tareas deben ser realizadas por especialistas que conozcan a profundidad el funcionamiento de los dispositivos, por lo que es poco probable que una empresa pueda cubrirlo de manera adecuada.

Ante esta situación, debes asegurarte que tu proveedor te ofrezca el mantenimiento y soporte necesarios para el óptimo funcionamiento de todos los equipos y sistemas que adquiriste.

Puede que estas ventajas no las incluya la garantía; sin embargo, puedes solicitarlas como servicios complementarios a la hora de firmar el contrato de compra.

En Compucentro ofrecemos las mejores garantías en la adquisición de equipos.

Compartir

Recibe asesoría de un especialista

*Proporcionar email con dominio corporativo (No Gmail, Hotmail, Live, etc).

Mantente al día con nuestro newsletter