SAI

Cómo un buen servicio de impresión evitará que te distraigas de las áreas críticas de tu operación

06/09/2021
Compartir
Ernesto Moreno
Gerente de Unidad de Negocio Impresión

Contar con un buen servicio de impresión tiene más beneficios de los que se aprecian a simple vista o de los que el proveedor puede enumerar como parte de sus productos.


Esto ocurre porque muchos de los puntos positivos que arroja tener un buen servicio de este tipo, son parte de los resultados y consecuencias. Por esta razón, vamos a repasar este panorama que resulta más que productivo para quienes contratan estos servicios.


El ambiente y las distracciones


Antes de poder profundizar, debemos tener presente que el ambiente laboral en una oficina tiene, de forma natural, una serie de distracciones inevitables para todas las personas. Desde llamadas telefónicas y celulares, hasta charlas en pasillos, baños y en la sobremesa.


Sin embargo, este tipo de distracciones son algo natural en los seres humanos y, quizá con medida, pueden ser esos pequeños respiros que la mente necesita para seguir trabajando de forma feliz.


Por otro lado, el trabajo desde casa, que se ha popularizado desde la aparición del Covid-19, es aún más caótico en el plano de las distracciones, pues son muchos más los factores que no se pueden controlar, ya que jamás sabremos quién tocará el timbre, cuándo puede haber un apagón o qué música decidirá escuchar el vecino.


A diferencia de los seres humanos, la tecnología está hecha para cumplir ciertas funciones sin distracción alguna. Por todo esto, es de suma importancia que las Tecnologías de la Información, incluyendo los equipos de impresión, ofrezcan lo opuesto a las distracciones, es decir, concentración total.


La parte central de todo este panorama es que todos los elementos que constituyen a un buen servicio de impresión pueden tener sus propios distractores.


Calidad de impresión


El pilar de un buen servicio de impresión debe incluir un alto nivel de calidad. Sin duda, aquellos que tengan un proveedor que no sea capaz de dotar de equipos que permitan tener altos estándares en este sentido, serán los primeros en darse cuenta de que sus proyectos se quedan cortos y en decir adiós a los clientes.


Es decir, en vez de que una compañía se concentre en pensar en nuevas maneras de aprovechar sus alcances y sus experiencias de éxito, se ve obligada a tratar de evitar que los clientes se vayan.


El mejor trabajo requiere una excelente presentación, por más impresionante que sea la propuesta. Contáctanos y obtén el mejor servicio administrado de impresión.


Costes


Un buen servicio de impresión conlleva costes que permiten enfocarte en las metas y que no generen preocupaciones extra ni hacer más cuentas si llegan más clientes.


Supongamos que un cliente nuevo encarga un proyecto ambicioso a tu empresa. Sin embargo, con un mal servicio o con malas impresoras o copiadoras, las ganancias no serán las esperadas con el nuevo encargo, pues con él sobrepasas las impresiones pactadas previamente con el proveedor.


En cambio, un buen servicio de impresión es aquel que te permite pagar solamente lo que imprimes, ni más, ni menos. Entonces, no importará si llegas a una meta de impresiones mensuales o no, tampoco si sobrepasas tus impresiones acostumbradas.


Es decir, pagarás lo justo y las ganancias siempre serán las mismas sin cargos extra inesperados. Así, no perderás la concentración en hacer nuevas cuentas sobre nuevos pedidos.


Lentitud


El tiempo que toma realizar una acción es proporcional a la carga de trabajo con la que puedes lidiar. Las buenas impresoras, multifuncionales y copiadoras se traducen no solamente en rapidez, sino en capacidad. Esto significa que un equipo de alta tecnología puede realizar la labor de varios equipos de mala calidad.


Esto permite evitar distracciones entre equipos numerosos, innecesarios y lentos.


Soporte y mantenimiento


Está bien tener un proveedor de equipos de impresión, pero un excelente proveedor es aquel que asegura monitoreo, reporteo, reparación, sustitución, es decir, también soporte y mantenimiento.


Tu personal y tu compañía deben enfocarse en sus objetivos, no en que los equipos funcionen correctamente o en repararlos. Esto último, incluso puede tener consecuencias de mal manejo con los proveedores.


Seguridad


Lejos estamos de los días en que las impresoras eran unos aparatos enormes que solo tenían la función de imprimir. En nuestros tiempos, los equipos de impresión deben proteger la información que transita en ellos. Por lo tanto, si el proveedor no ofrece seguridad en sus equipos, éstos podrían tener fugas de información.


Es un riesgo que no debería correr ninguna compañía y que, sin él, permite que la producción siga sin contratiempo alguno y a gran velocidad.


Nosotros


Es por todo esto que, en Compucentro, ofrecemos nuestro Servicio Administrado de Impresión, con el que englobamos todo lo necesario para que nuestros clientes puedan concentrarse en las áreas críticas de la operación de su negocio, y no en distracciones que solo merman la productividad.

Compartir

Recibe asesoría de un especialista

*Proporcionar email con dominio corporativo (No Gmail, Hotmail, Live, etc).

Mantente al día con nuestro newsletter